Un poco de mí

La tercera columna

“Un día encontrarás a alguien que cogerá tu mente y le dará la vuelta como a un calcetín. Entonces y solo entonces, sabrás lo que es la entrega. Hasta entonces, diviértete, conoce, prueba, disfruta, experimenta. Un día encontrarás a alguien y te acordarás de mí”.

Conocí a rosablanca en un chat hará ya unos diez años, yo tenía mucha curiosidad y ella me ayudó a entender todo lo que sentía, respondiendo paciente todas mis dudas. Era bastante mayor que yo y con mucha experiencia como sumisa a sus espaldas. Cada vez que veo ahora las zancadillas que nos ponemos entre sumisas, en vez de ayudarnos, me acuerdo de ella y de la suerte que tuve de encontrarla.

Un día me pidió que hiciera una lista a tres columnas con las cosas que me gustaba hacer, las cosas que creía ser capaz de hacer y las cosas que jamás querría hacer. Cuando se la mostré, sonrió y me explicó que la primera columna eran las cosas que yo haría por mi propio placer, la segunda eran las cosas que haría para llegar a complacer a mi Amo y que la última columna eran las cosas que haría solo cuando encontrara a quien fuera capaz de darme la vuelta como a un calcetín. Yo protesté y dije que no, que la tercera columna jamás caería por nadie. Ella volvió a sonreír y me dijo, no lo harás por nadie, lo harás por ti misma cuando Él corte la cuerda que te ata a todos tus miedos.

En aquella columna habían “cosas tan terribles” como que no quería tener una relación abierta, no quería compartir a mi Amo ni que Él me compartiera o cediera, no quería ser sometida en público, no quería saber nada de despertar mi bisexualidad salvo en mis fantasías… No hace falta que siga, ¿verdad? Es evidente que ya he encontrado quien ha liberado mi mente y derribado esa tercera columna.

2 comentarios sobre “La tercera columna

  1. Superar los límites es una de las mejores sensaciones que se pueden tener. Es cuando descubres que puedes llegar al horizonte de tus sueños. Es una liberación, cambiar un quizás por un podré, confiar en ti misma por encima de los prejuicios que un día te creaste.
    Gracias por tu excelente entrada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s