Tuiteando

Esas ganas locas (II)

Esas ganas locas de que mire en mis ojos y descubra uno a uno todos mis matices, desde la niña dulce hasta la fiera en celo. Esas ganas locas de que pasen estas horas que aún nos separan y que se me están haciendo eternas.

Esas ganas locas de que el mundo vuelva a pararse cuando Él me mira. Esas ganas locas de lamer sus dedos… y lo que no son sus dedos. Esas ganas locas de arrodillarme a sus pies y sentir que todo está bien.

Esas ganas locas de que mi piel sea el lienzo sobre el que dibuje sus fantasías. Esas ganas locas de que decore todo mi cuerpo con sus deseos. Esas ganas locas no solo no se agotan, sino que se multiplican cada día.

Esas ganas locas de que sienta mi deseo por Él, que recorra mi cuerpo y lo llene de azotes y caricias. Esas ganas locas de sentir que estoy en mi hogar, a sus pies.

Esas ganas locas que se mezclan con nervios, deseo, impaciencia, ilusión, curiosidad, más ganas locas… Esas ganas locas de que caiga, por fin, la noche…

Esas ganas locas de que me abofetee una y otra vez, de sentir como arden mis mejillas, de lamer sus manos en agradecimiento, de mirar sus ojos y ver su mirada de orgullo. Esas ganas locas de verle disfrutar usándome.

Esas ganas locas de sus manos acariciando mi cabeza, azotando mi culo y penetrando entre mis piernas. Esas ganas locas que no solo se han difuminado ni agotado, sino que se han ido multiplicando exponencialmente con el paso de los días.

2 comentarios sobre “Esas ganas locas (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s